Las cajas fuertes homologadas son cajas de seguridad que han cumplido satisfactoriamente las pruebas realizadas por los laboratorios de ensayo para un determinado nivel de seguridad. Muchas de ellas, además están certificadas por organismos competentes como AENAOR, Applus o Vds.

Según su grado de seguridad pueden estar indicadas para la guarda de armas cortas y largas, la custodia de valores y efectivo en empresas de compro oro, joyerías, tiendas de antigüedades, estaciones de servicio, administraciones de lotería, despachos de apuestas, casinos, bingos, banca, etc.

Los diferentes grados de homologación están destinados a los distintos usos de las cajas, siendo los más usuales el grado I, adecuado para armeros que custodiarán armas largas (para particulares aficionados a la caza o deportes de tiro); el grado III adecuado para la custodia de armas cortas; y los grados IV y V, indicados para administraciones de lotería, joyerías, entidades bancarias, despachos de apuestas, etc.

Las cajas homologadas de grado superior al recomendado para una actividad son compatibles con dicho uso al superar el grado de homologación requerido.

Más información en documento adjunto.

Descargar archivos